Noticias

dejar de procrastinar

¡Empieza hoy! Consejos para dejar de procrastrinar

La acción de aplazar las responsabilidades y obligaciones es el gran mal que pueden tener algunas personas. Además, el sentimiento de culpa y ansiedad que genera solo empeora la situación, provocando que se eviten más aún cada tarea. Por ende, dejar de procrastinar se convierte en una labor titánica para los individuos que se han acostumbrado a postergar y a establecer un eslogan de “Mañana lo hago”. Pero, tranquilo, todo es reversible y puedes iniciar el cambio hoy para empezar a realizar todos tus deberes.

El primer paso para dejar de procrastinar

La palabra procrastinar tiene su origen etimológico en el latín, pro se define como adelante y crastinus se traduce como mañana. En suma, la conjugación de ambos términos conforma la frase “para mañana” o “el día de mañana”. A su vez, este comportamiento es catalogado por la psicología como un trastorno volitivo, es decir, hay una ausencia de voluntad de realizar algo.

Ante esta situación de postergación y estrés debes dejar de excusarte y justificar el porqué de no hacer tus obligaciones. Tienes que aceptar que estás evitando una responsabilidad cubriéndola con otras actividades que no son tan imprescindibles. Por tanto, el reconocimiento es el primer paso para cambiar esta actitud.

Etapas que sufrirás al postergar una responsabilidad

  • Primera etapa: En un primer momento tendrás sensaciones de ansiedad ante la actividad aplazada.
  • Segunda etapa: Ante este sentimiento tu cerebro buscará el alivio realizando cualquier otra tarea. De este modo, tendrás una distracción y justificación para tu trastorno de voluntad.
  • Tercera etapa: En este punto cualquier mención o recuerdo de la responsabilidad que estás evitando, la asumirás como dolorosa. Aumentando aún más las distracciones y justificaciones sobre la situación.

Estas tres etapas se vuelven un círculo vicioso, repitiéndose una y otra vez. Hasta que te hagas responsable de cambiar este hábito.

¿Cómo puedo dejar de procrastinar en mi cotidianidad?

Las consecuencias de procrastinar son múltiples y con el tiempo pueden perjudicar mucho tu vida. Debido a que podrías perder tu ambición por lograr metas, puedes sentirte frustrado, sufrir de ansiedad o depresiones por no llenar tus propias expectativas. Igualmente, puedes ganar la reputación de ser una persona irresponsable y poco comprometida. Pudiendo afectar el ámbito estudiantil, laboral e incluso personal. Por consiguiente, es importante que:

  • Identifiques: ¿Qué estás postergando? ¿Cuál es la posible razón? Pudiendo asociarse con miedo al fracaso, ser perfeccionista u otros motivos.
  • Medita cuáles serán los beneficios de realizar dicha obligación: Puede ser un gran logro en tu vida lo que estás evitando. Por ello, es importante que realices una lista de ventajas que te motiven a la realización de la actividad. De este modo, obtendrás entusiasmo al leerla cada día.
  • No te abrumes con hacer todo en poco tiempo: Es importante que cualquier tarea que estás postergando la dividas en pequeños logros. Puedes iniciar con dedicar media hora cada día a realizar un poco del trabajo. Siendo una manera de sobrellevar el estrés y la ansiedad.
  • Sincérate y toma la decisión de cambiar: Al cuestionarte ¿cómo puedo dejar de procrastinar? Debes asumir un compromiso verdadero y modificar la situación de procrastinación. Aclara lo que debes hacer, cuestiona si cuentas con lo necesario para iniciar y comienza a dar un giro de 180°.
  • Establece premios y descansos: Cualquier tarea que te cueste realizar e inicies, merece un premio. En consecuencia, si finalizas lo pautado un día, siéntete orgulloso y felicítate. Ahora, la tarea está más adelantada que ayer. Por su parte, los descansos deben estar establecidos antes de iniciar, de manera que los cumplas planificadamente.

Leer también: Franquicias de lavanderías en España

4 Sencillos trucos para dejar de procrastinar

tips para no procrastrinar

El procrastinar no es sinónimo de no hacer nada. En realidad, se realizan diversas actividades donde puedes ser muy productivo, pero no son los deberes más importantes a culminar. En este contexto, las tareas adicionales se convierten en el refugio seguro para evitar las verdaderas responsabilidades u ocupaciones más relevantes.

Aquí tendrás una serie de estrategias que puedes ajustar según sea tu caso:

  1. Establece una fecha límite: Muchas personas se han acostumbrado a trabajar mejor y ser muy productivos cuando tienen límites de entrega. Si eres de ese grupo, puedes estipular un día concreto para finalizar. De este modo, sentirás la necesidad de realizar dicha tarea al acercarse la fecha establecida.
  2. Busca la parte divertida: Si dentro de la actividad a realizar hay una parte que disfrutes, únela con la que consideres más aburrida. Así podrás hacer una mezcla más interesante para cumplir con tu deber. En su defecto, puedes incluir la premiación antes mencionada.
  3. Inicia tu día con lo aburrido: La procrastinación de algunas personas se debe al disfrute de otras actividades como ver vídeos, salir, ver televisión, entre otras cosas. Siendo recomendable dedicar una media hora al inicio de tu día al deber que aplazas. Para luego, continuar con los hobbies que más te gustan.
  4. Organización realista: Anota en una agenda todo lo que quieres realizar en tu día. Iniciando de atrás para adelante. De manera que estipules la hora en la que quieres descansar e ir a dormir y la última actividad que deseas realizar. Desde este punto sigue con las otras tareas que harás más temprano y cúmplelo.

Consejos finales para ti

No sientas que eres la única persona que posterga distintas actividades en su día a día. A su vez, es importante comunicar a tus más allegados cómo te sientes con algunas situaciones. Incluso, puedes agregarlos como un grupo de apoyo al realizar los trucos para dejar de procrastinar. En este contexto, pueden darte respaldo en el cumplimiento de tu calendario y premiarte por tu constancia.

No es sencillo dejar de procrastinar, pero al enfocarte podrás conseguir las mejores técnicas para quitar ese mal hábito de tu vida. Siendo esencial el compromiso de tu parte en todo el proceso de realización de la actividad que estás postergando. Además, no subestimes tus pequeños triunfos. Puedes hacer un poco cada día y eso te llevará a la meta final que se veía en un inicio muy lejana.

Si consideras que es muy difícil para ti dejar de procrastinar, nunca está demás buscar ayuda con psicólogos que te orienten en todo tu proceso.

Te invitamos a que continues leyendo:

  1. Franquicias exitosas.
  2. Franquicia burger king.
  3. Franquicias de moda.
  4. Franquicias baratas en España.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad