Noticias

administrador | enero 7, 2020 | 0 Comments

¿Cómo convertir un negocio en central franquiciadora?

Si ya tienes tiempo que has establecido tu propio emprendimiento seguramente has pensado en alternativas de crecimiento. En esta ocasión te contaremos varias recomendaciones que te ayudarán a cómo convertir un negocio en central franquiciadora. De esta forma podrás recaudar el papeleo y canalizar tu negocio a un crecimiento mayor.

5 recomendaciones para convertir un negocio en central franquiciadora

1. Asegúrate que tu negocio pueda ser replicable

Muchas empresas tienen gran éxito gracias a sus líderes. Cuando el encargado del negocio también es el dueño tiene un mayor sentido de pertenencia, pero cuando se posee una empresa franquiciada no se puede estar en todos los locales al mismo tiempo.

En este sentido, es fundamental que el modelo de negocio que establece sea replicable y que pueda ser aplicado fácilmente por otros gerentes. Asimismo, también se debe demostrar financieramente que el negocio es rentable, que existe demanda del servicio y contar con al menos 2 locales instaurados antes de comenzar a franquiciar.

2. Preparar los requisitos legales

Diseñar una Circular Oferta de Franquicia, esto es un documento esencial para divulgar las franquicias tanto a nivel nacional como internacional. Aquí se reflejará información relacionada con los manuales operativos, un análisis financiero y también la experiencia del franquiciante.

Asimismo, se requieren algunos documentos al día como:

  • Registro de marca, eslogan y logo.
  • Valores del sistema financiero.  
  • Estar inscrito en el Registro de franquiciadores.
  • Modelo de contrato con franquiciados.
  • Información precontractual (datos del franquiciador, acreditación de cesión del título de la propiedad y de la marca, exigencia de confidencialidad y descripción del sector donde labora).

3. Diseña un plan de venta para las franquicias

Para convertir un negocio en central franquiciadora se requiere tomar decisiones de cómo venderás tu modelo de negocio. En este sentido debes definir algunos criterios como cuánto percibirás por regalías, qué zonas geográficas deseas abarcar, cómo será la estrategia para comercializar la franquicia, si los franquiciatarios deberán comprar de manera exclusiva a ti los suministros, entre otros puntos.

Todo esto debe estar definido en el momento que presentarás los documentos para formalizarte como franquiciador. De esta manera también tu podrás tener un plan definido al momento de promover tu modelo de negocio a otros.

4. Enfócate en vender franquicias

Puede que, aunque tengas dos o tres establecimientos, te enfoques en ayudar a los procesos de gestión en tus locales. Sin embargo, esto debe ser una actividad que debe quedar en un segundo plano. Es momento de enfocarte en promover tus franquicias y para ello debes darte a conocer.

Asistir a ferias, exposiciones, e incluso darte a conocer por internet te permitirá llegar a más personas que sientan interés por invertir en un negocio rentable. Además, podrías optar contratar a vendedores que no solo te ayuden a promover tu negocio sino de los que puedas aprender estrategias de venta.

5. Únete a expertos en el área

Para llevar tu negocio hasta donde está, has requerido trabajar de la mano con expertos que te ayuden a canalizar tus ideas. En estas circunstancias no hay excepción, por ello te recomendamos comunicarte con los asesores de Franquiciarte. Expertos en el área de promover franquicias con estrategias de marketing y te guiarán a llegar a un grupo mayor de posibles franquiciatarios.

Asimismo, durante este proceso también es necesario aliarse con expertos en el área de capacitación. De esta manera podrás condensar y realizar un manual de capacitación de tu modelo de franquicia que sea más práctico y sencillo de aprender.

Un caso de éxito en Franquicias

Hace 13 años, Mery Oaknín y su socia abrieron en Málaga su primer salón de manicura y pedicura D-uñas. Hoy tienen 170 tiendas, 60 en España y el resto en nueve países de Latinoamérica. Pero de todas ellas, solo tres son propias. Las demás son franquicias, es decir, licencias concedidas a terceros para la explotación comercial de su marca y productos a cambio de una regalía. “Queríamos ganar velocidad, compartir los riesgos y dar el salto internacional y encontramos que este era el mejor modo de hacerlo”, dice Oaknín.

La fórmula por la que han apostado lleva cinco años de crecimiento consecutivo en España, con 1.376 enseñas que el año pasado facturaron 27.707 millones de euros y dieron empleo a 293.872 personas, según AEF, la asociación nacional del sector.

Ahora que conoces cómo convertir un negocio en central franquiciadora impulsa también tu modelo de negocio y transformate en franquicia.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies